viernes, 23 de septiembre de 2011

¡Dios mío! (1977): Review y crítica de la película

Oh, God! es una película de corte evangélico y un drama del director Carl Reiner especializado en comedias ligeras y de temporada, guionizada por Larry Gelbart, basado en la novela homónima de Avery Corman, quien también escribió la novela en que está basada Kramer contra Kramer (1979).

Como muchas cintas del género de drama ligero mainstream, ha pasado al olvido con el tiempo, aunque en su momento fue un tremendo éxito comercial, costando 2 millones de dólares y recuperando más de 40 millones, pero para mi tuvo una importancia suprema -por así decirlo-, pues fue la primer película que me hizo cuestionar la existencia de dios, al menos en los términos de los cristianos y así como ocurrió con Santa Claus, me ayudó a equiparar a este omnipotente ser con uno de fantasía.

Por supuesto, el objeto de esta cinta no tenía como propósito hacer dudar a los creyentes, sino venderles un mensaje maniqueo de religión mezclado con drama y un poco de humor, el género del cine religioso siempre ha sido un cine bastante marginal incluso para la crítica orientada al mainstream por el sentido no objetivo de la misma, cosa que sería más sencillo de abordar con otras religiones más exóticas y desconocidas.
George Burns en su papel de Dios de los judeocristianos, participaría en todas las partes de la trilogía con su característica pose de la imagen del abuelo prototípico norteamericano; blanco, republicano, de convicciones definidas, conservadoras y aspiraciones mesiánicas.
Trama
Jerry Landers (John Denver), es el asistente del administrador de un centro comercial al cual le llega una extraña invitación, en el que se le anuncia que ha sido seleccionado para una entrevista con el mismo Dios de los cristianos y creador del Universo, algo que inicialmente toma como una broma de mal gusto. Pero luego de que el dios se le aparece en persona, comprueba para su sorpresa que lo han seleccionado para ser una especie de Moises moderno.
Jerry es un padre modelo, un empleado con futuro, con una bella esposa, Bobbie Landers (Teri Garr) y sus dos hijos, que sufrirán de la nueva vocación de su padre por pregonar la palabra de su dios, volviéndose una especie de fenómeno de circo de los medios y grupos religiosos, que lo hacen parecer un payaso.
Esto producirá la pérdida de su empleo, tirar por la borda su brillante futuro y pone en peligro la relación con su familia y esposa, quienes empiezan a preocuparse por su salud mental.
Para su sorpresa, sus peores enemigos son precisamente grupos religiosos, en especial el reverendo Willie Williams (Paul Sorvino), quien lo demanda para que en un juicio sea demostrado que solamente es un farsante.
Crítica
Fuera de que es una cinta de bajo presupuesto, con unos mediocres efectos especiales, por ejemplo; las desapariciones a toma fija de dios, lo más débil de la cinta es su guión con unos argumentos bastante "flacos", principalmente el motivo por el que Dios pide a Jerry dejar todo para difundir su palabra, que pareciera de buenas a primeras absurdo, aunque es una debilidad que hereda propiamente del cristianismo y la maniquea forma en que se define la fe.

Dios, creador del universo, tiene que hacer trucos de magia para probarle a Jerry y al mundo, especialmente en el juicio, de que él es dios, lo que me llevó a entender de niño que desde la lógica práctica, el concepto mismo de dios se basa en pruebas objetivas y no en la fe, pues incluso Jesucristo tuvo que hacer milagros para que le creyeran que era el hijo de Dios, mientras que por otro lado aboga por la fé basada en la credulidad y el sentir del corazón sobre la mente.

Si yo, por pura congruencia moral, soy un dios y quiero que crean en mí por la fe, no tendría por qué probar a otros mi origen divino con pruebas que den testimonio de ello, sino por la convicción de mis palabras y enseñanzas, pues finalmente es un acto del corazón y la creencia.

Pero si al contrario, me pongo a hacer milagros que sean pruebas patentes de mi divinidad, entonces ni yo he respetado el sentido de mi dogma, ni de mis palabras y menos debería pedir a otros lo que yo mismo no puedo hacer, entender el sentido básico de lo que es un acto de fe.

Regresando a la cinta, John Denver, un cantante de Country, haría el mayor papel de su vida como actor y protagonista, quien moriría en 1997 cuando se estrelló en su avión experimental, lo curioso es que un año antes -a la edad de 100 años- lo precediera George Burns.

Teri Garr, haría su eterno y estudiado papel de la madre de familia en el que estuvo encasillada gran parte de su carrera, siendo el tipo de mujer que desprendía una belleza y porte especial, que le da un halo de sensualidad por el que siempre caigo rendido.

La película tendría dos secuelas: Oh, God! Book II (1980) y Oh, God! You Devil (1984), ninguna superaría el éxito de la primera parte.

No es una cinta que llegue a algo interesante, es una curiosidad dentro de los filmes sobre religión, fuera de si tienes convicciones religiosas para tolerar la idea central de la cinta y como para tragarte que la demanda del reverendo Willie Williams contra Jerry, pudiera llegar a un juicio con jurado, pese a lo absurdo de la demanda ¿Cual se supone que fue la condena de Jerry por perder el juicio?

Lo que si puedo afirmar, es que no tengo ningún inconveniente en ver una película de corte religioso, es más, Marcelino Pan y Vino (1955) y la miniserie de TV en formato película de Jesús de Nazareth (1977) son dos de las películas favoritas del género que más aprecio por su valor cinéfilo, a pesar de no creer en dioses, viéndolas desde una perspectiva tal si fuera cine de fantasía, además de estar basado en mi amor al séptimo arte.
Calificación: 5.4/10

Comentarios y Consultas

Los mensajes son moderados serán revisados antes de publicarse.

Este no es un foro de adolescentes, no uses letras en vez de palabras completas como "q" en vez de "que", ni escribas tus mensajes en mayúsculas, se respetuoso con los demás, si no estás de acuerdo no comentes.

Una cosa es que no te guste una crítica, otra que uses un lenguaje inapropiado para demostrarlo. No me siento en la obligación de publicar ningún mensaje en específico o de leerlo entero si usas palabras altisonantes.

1 comentarios:

  1. es una maravillosa pelicula que me gustaria tener pero me es muy dificil conceguirla me encantaria poder tenerla es un gran mensaje de amor por los demas hojala pudieramos hacer un poquito de lo que esta pelicula nos dice

    ResponderEliminar

Samurai Jack (2017), episodio 10 "Final"

Samurai Jack (2017)Jack se enfrenta por fin con Aku, todos tratan de ayudar al samurai y la sorpresa vendrá del pasado.

[Leer artículo...]

Noragami entra en paro indefinido

Noragami es suspendida temporalmenteUna de las autoras no puede continuar con su trabajo al frente del manga y se ha decidido meter la historia en hiatus, lo que puede significar...

[Leer artículo...]

Tales of Zestiria y su final Yuri

El final de Tales the Zestiria The XLas aventuras de Sorey llega a su fin con un final de lo más raro que he visto hasta ahora.

[Leer artículo...]

Warau Salesman New (2017) El vendedor sonriente

Warau Salesman New (2017) EstrenosSatoru descubre al culpable de la trama, es el momento de enfrentarse y tendrá que dar todo de sí para cambiar su suerte.

[Leer artículo...]

  © Cgnauta | CGsign blog | [Ver Licencia de uso] | Matius Lenin, Creative Commons, algunos derechos reservados

Regresar ARRIBA  

Vistas desde Mayo 2009

▼/▲ Archivo del Blog

Visitas totales

Información

IBSN: Internet Blog Serial Number 01-77-94-2008

Esta plantilla es creada y diseñada por Matius Lenin para CGnauta blog. Con Scripts de JQuery bajo licencia GNU/GPL. CGnauta es una marca registrada propiedad de Matius Lenin.

Anexos

Bitacoras.com