domingo, 6 de enero de 2019

STALKER: La Zona (1979):Reseña y crítica de la película de Tarkovsky

Esta impresionante obra del cine Soviético y más precisamente un capricho personal de Andrei Tarkovsky, que toma un relato sobre extraterrestes, lo despoja de la idea espacial y lo torna en un relato sobre la espiritualidad humana, es una de esas películas que terminan siendo una asignatura odiosa de la escuela por un maestro criminal que no debería dejarla de tarea, debería, en cambio, ser la punta final que un espectador regular de cine debería acceder con total paciencia.

Carlos Boyero, un famoso crítico de cine español, cuando le preguntaron en El Mundo su opinión sobre la misma, la calificó de aburrida, el tipo de crítico clásico a lo Robert Ebert, que tiene que aceptar una buena crítica cuando es una opinión profunda de las masas y lanzarse en alabanzas de algo que no ha entendido en su momento, por eso es una película a la que uno debe llegar por propia voluntad y no obligación, porque más que un ejercicio de cine convencional, es arte y capricho.

La cinta se resume a que existe un país donde un sitio conocido como "La zona", aparece de la noche a la mañana y vuelve el lugar una zona desierta en la cual no es posible la vida humana y ha sido puesto en cuarentena por esa razón.
El protagonista es un elegido que vive para ir a la Zona.
El Stalker, es la actividad de un grupo de personas que son las únicas que se aventuran por una módica suma, a donde la gente llega atraída por la leyenda de que en dicho lugar se encuentra una habitación que puede cumplir cualquier deseo.
El Escritor está aburrido de un mundo sin significados ocultos.
Para este caso, un Stalker, un Profesor y un Escritor se adentran en ella, pero lo que parece ser una aventura a un lugar físico, resulta tener insondables repercusiones dentro de la psique humana y la esencia que oculta para la desgracia de sus integrantes.
El profesor tiene una búsqueda noble con un sentido irracional.
Esta obra podría calificarse del "Alien" ruso, pues se basa en un libro de nombre Picnic extraterrestre, cuya idea plantea que extraterrestres dejaron su basura en una zona remota, y los humanos corrieron a tratar de robar sus secretos para venderlos en el mercado negro sin entender las implicaciones que representaba, y que deviene en el horror y la desgracia, porque la escala humana no es capaz de entender un objeto que para un extraterrestre es un utensilio de la vida diaria.
La cinta tiene una parte en sepia y la otra a color.
La adaptación de Tarkovsky diferirá de forma marcada y siendo un cineasta de una naturaleza caprichosa e impulsiva respecto a su idea de lo que se define Cine, hace una reinterpretación completa de la obra, eliminando lo extraterrestre y lo transforma en una aventura sobre la naturaleza caótica de la espiritualidad humana y cómo somos incapaces de delimitar su verdadera naturaleza debido a la incredulidad, el fanatismo y la miseria.
Entrar en la Zona es todo un periplo, siempre de la misma forma...
En vez de un Stalker, dedicado a la extracción de artefactos de origen extraterrestre, nos presenta a un fanático religioso con aires mesiánico que lleva a otros en un viaje iniciático, ofreciendo un mundo de felicidad, un paraíso al que solo él puede ayudarles a llegar, pero al cual él mismo no ha accedido y realmente no será capaz de llevar a ninguna persona, porque parte de la evasión de su propia realidad.
Curiosamente nadie puede regresar por el mismo camino por el que llegaron.
Un profesor, quien dice buscar un premio Nobel a primera vista y un Escritor con un bloqueo creativo, son los que deciden cruzar la línea que separa a los hombres de la zona, lugar prometido y prohibido, donde la sociedad y sus ejércitos languidecen y como pasa con aquello que amenaza el orden y ofrece la libertar absoluta; es rodeado, reducido y restringido, esperando que así desaparezca, más que un lugar real, es el acceso a un sitio metafórico.
El Stalker simboliza la religión y su premisa de ser el acceso directo a la paz espiritual y constantemente trata de acotar la zona y darle nuevas interpretaciones que son regidas por el pecado, una constante en su actuar timorato, se vuelve alguien inflexible, se mantienen en la zona por un mero ejercicio de autorealización y narcisismo.
Llega al mismo punto y descubrimos que sus reglas son parte de la fantasía.
Tal vez es quien más se aleja de entender la naturaleza real de la zona, conoce algunos principios, pero el ruido de sus propias inconsistencias lo hacen incompetente para dar acceso a otros a la gran verdad tras el cuarto que promete resolverlo todo, por eso no entra a la habitación, pues es el que más preocupado está de que todo aquello que ha dicho sea falso y por eso entrar a la habitación es la muerte de su fe.
La base de todo el viaje del profesor, es el deseo de vengarse.
El Profesor, quien inicia diciendo que desea un premio nobel, en realidad desea destruir la habitación, porque a su parecer es el camino que usan muchos para obtener poder, pero una vez entiende que su deseo no es más que un pensamiento con el que adorna su hipocresía, entiende que su búsqueda solo era una falacia sin sentido, siguiendo a un loco que no le garantizaba nada en absoluto.
El Escritor en cambio tiene miedo de que el cuarto le muestre un espejo de su alma.
El Escritor es finalmente el más crítico de la zona y el que inicia el viaje porque desea obtener una opinión nueva del mundo, una inspiración a su postura mordaz de la vida, para su horror, descubre que más que un deseo que lo lleve al encuentro con la esencia del arte, la habitación muestra a las personas la verdadera naturaleza que ocultan, porque lo más difícil de una persona no es formular un deseo, sino que este no mute ante el propio devenir, que no se modifique y distorsione, reflejando la podredumbre del ser que él lleva consigo.
Absoluta disciplina y credulidad, es todo lo que pide.
Hay partes por demás reveladoras de esta lectura, especialmente los tres hechos que ocurren a mitad de la cinta, cuando el Profesor regresa para encontrar su bolsa, la paranoia de Escritor cuando grita que se detenga y cede ante el fanatismo del Stalker -quien sin entenderlo, explica como cada vez le es más difícil moverse por la zona y luego, cuando este mismo recita el Nuevo Testamento, habla de dos hombres que encuentran al Mesías y no lo reconocen, lo que refleja el narcisismo en su interior.
La zona es un sitio de emociones y no de razón.
Es un viaje hacia ningún lugar, porque todos prefieren vivir en un engaño, en un mundo sin colores a descubrir su propia naturaleza, porque desde un inicio ellos siempre supieron que su búsqueda no era más que una charada y la respuesta ya la conocían, finalmente la zona es un viaje personal a uno mismo, por eso el camino de regreso de cada uno es distinto.
Todo rematado por una ironía final. Lo espiritual aparece aleatoriamente.
Calificación: 9/10
Es otra obra bastante íntima del mismo Tarkovsky, posiblemente la más mortal de todas las que hizo, porque muchos especulan que fue la que derivó en su muerte por cáncer debido a que se filmó en locaciones contaminadas que usase de fondo para la fotografía de su cinta que tuvo que filmar varias veces luego de desacuerdos y accidentes.

Un acto de paciencia que bien se recompensa con el deleite que ofrece apreciar una de las joyas de la cinematografía mundial, que se resistió a la idea de agregarle un monstruo o secuencias de acción, finalmente a Tarkovsky solo le importaba la opinión de su cineasta favorito y eso en sí es todo un acto de narcisismo propio de un artista.

El final de la chica con poderes: nos aclaran que es una mutante, entrega este mensaje de que aquellos que buscan y dicen entender la espiritualidad solo pueden definirla en términos en los cuales nunca podrán entrar en contacto con ella y que lo espiritual "es", no se define como material, artístico o religioso, es intrínseco a nuestra naturaleza.

Comentarios y Consultas

Los mensajes son moderados serán revisados antes de publicarse.

Este no es un foro de adolescentes, no uses letras en vez de palabras completas como "q" en vez de "que", ni escribas tus mensajes en mayúsculas, se respetuoso con los demás, si no estás de acuerdo no comentes.

Una cosa es que no te guste una crítica, otra que uses un lenguaje inapropiado para demostrarlo. No me siento en la obligación de publicar ningún mensaje en específico o de leerlo entero si usas palabras altisonantes.

Acerca de CGnauta

Samurai Jack (2017), episodio 10 "Final"

Samurai Jack (2017)Jack se enfrenta por fin con Aku, todos tratan de ayudar al samurai y la sorpresa vendrá del pasado.

[Leer artículo...]

Noragami entra en paro indefinido

Noragami es suspendida temporalmenteUna de las autoras no puede continuar con su trabajo al frente del manga y se ha decidido meter la historia en hiatus, lo que puede significar...

[Leer artículo...]

Tales of Zestiria y su final Yuri

El final de Tales the Zestiria The XLas aventuras de Sorey llega a su fin con un final de lo más raro que he visto hasta ahora.

[Leer artículo...]

Warau Salesman New (2017) El vendedor sonriente

Warau Salesman New (2017) EstrenosSatoru descubre al culpable de la trama, es el momento de enfrentarse y tendrá que dar todo de sí para cambiar su suerte.

[Leer artículo...]

  © Cgnauta | CGsign blog | [Ver Licencia de uso] | Matius Lenin, Creative Commons, algunos derechos reservados

Regresar ARRIBA  

Vistas desde Mayo 2009

▼/▲ Archivo del Blog

Visitas totales

Información

IBSN: Internet Blog Serial Number 01-77-94-2008

Esta plantilla es creada y diseñada por Matius Lenin para CGnauta blog. Con Scripts de JQuery bajo licencia GNU/GPL. CGnauta es una marca registrada propiedad de Matius Lenin.