sábado, 14 de abril de 2018

Hinamatsuri (2018): Estrenos de anime seinen

Uno de los mejores mangas que he leído en mucho tiempo pero que tendrá un final igual de irrelevante que Dagashi Kashi, ha llegado su turno de ser adaptado al formato de anime con un inicio que se tiene que robar una escena de tres años en el futuro de la historia principal con una pelea espectacular, porque si bien es un manga divertidísimo, al intentar reinventar un género típico del shonen -siendo seinen, de un hombre que se hace cargo de una niña y la cría como propia, puede ser desesperante porque prácticamente la acción queda relegada.

La cosa puede ser entretenida una vez que tomas en cuenta la comedia que contendrá, mientras tanto, literalmente son estudios de personajes más que una trama en sí y pese a que vemos como pasa el tiempo, la realidad es que puede ser asfixiante para alguien que busca que pase algo y no pasa nada, esperas nuevas relaciones y luego de establecer lo hace un personaje, esto continúa y continua.

Es supuestamente una serie de personas con poderes psíquicos de una línea de tiempo alternativa, que al autor, Masao Otake, se le olvida desarrollar, porque prefiere explorar las historias de cada uno de los personajes, así que al Studio Feel se le ocurre de golpe meter escenas de acción -pese a que solo la escena inicial es la impresionante, la segunda se nota que han ahorrado dinero, lo que contradice toda esta idea, claro que hay partes muy divertidas, especialmente cuando Hina empieza a usar a Nitta como títere de combate -lo que pasará muchos volúmenes adelante, sin embargo, si quieres adentrarte en Hinatsuri, deberás prepararte a un estilo parecido a Marzo llega como un león (Sangatsu no Lion), en un punto la historia te abruma con el exceso de desviaciones de sus personajes principales a personajes secundarios y terciarios hasta un nivel peligros de llegar a la dispersión narrativa

El resultado es que acabas cansado o te alejas porque el autor ha decidido centrarse en un personaje que no te interesa, en eso Sangarsu no Lion se parece a Kakegurui, donde el elemento del juego es lo más abrumador, aquí no es tanto, sino el exceso de tramas secundarias.
En el primer episodio vemos un suceso que ocurre tres años después de que Hina sale de la secundaria. Una de sus compañeras recorre el mundo para encontrarse con ella y sus demás amigas de su línea de tiempo. esto llevaba a una trama tipo Terminator, pero imagino que a Otake simplemente no le interesó su desarrollo.
Regresamos tres años en el pasado con la llegada de una extraña criatura atrapada en una cápsula, el yakusa -o pandillero japonés, Yoshifumi Nitta del Ashikawa-gumi, prefiere olvidarse y espera a que desaparezca, pero no sucede así.
Su llegada es más bien en referencia a Terminator.
Es una niña de nombre Hina que aparece sin explicar nada de donde ha venido o porqué, se limita a sentarse, comer, ver televisión... pero tiene poderes y acaba eliminando el único vicio de Nitta: Los jarrones chinos.
Hina en lo general es el personaje menos desarrollado, vive para comer, dormir y cag...
Decide, luego de tantos programas sobre escuelas japonesas, ingresar a una obligando a su nuevo cuidador.
Hitomi, el caso más extremo de Tatemae japonés que no puede decir que no.
Va a la escuela y se queda dormida, la única razón para que Hina vaya a la escuela, es el almuerzo.
Gran parte del tiempo al autor se le olvidan los poderes de Hina.
Tiene poderes, así que su pasado misterioso la lleva a ser utilizada sin que se especifique por qué razón la enviaron al pasado -que más parece un mero recurso fantasioso para detonar la historia, así que Nitta se convierte en su padre, porque es la única persona que le da un trato de un padre e inadvertidamente salva al mundo por ese motivo.
Encuentra por ese motivo su propio lugar en el mundo y convierte a Nitta en su nano.
No es Battle Angel Alita
 Así inicia la extraña relación entre Hina y Nitta que cambiará la vida de este para siempre y que lo llevará a la cima de la vida de la mafia japonesa.
Es divertida, resultan algunos personajes muy interesantes y te terminan importando cada uno de ellos, desgraciadamente tienen el efecto School Rumble, cuando llegas a un punto de la historia, las cosas no avanzan, lo personajes crecen, pero no parece que fueran a tener un mayor desarrollo, es solo una historia que sigue y sigue sin un objetivo claro, cuando la historia principal ha sido ignorada, reintroducirla doce volúmenes después, no funciona y se convierte en un mero tramite para terminar la colección.
En este caso por lo menos las protagonistas no viven con la misma persona.
Si recuerdan ese manga, el autor de School Rumble decide terminar la historia en un número, luego de una exagerada duración, te cuenta con texto lo que pasó con los personajes y no le importa lo que has invertido en la historia o sus personajes, no ten convence el final y él mismo se contiene para mantener lineales todas las relaciones.
Cuando finalmente ambos coinciden en una cita al él no le importa un pepino.
El seinen no es acerca de pelear contra enemigos y levelear, es sobre rebanadas de la vida de los adultos. Una de las cosas curiosas del opening, es que vemos que Utako y Nitta esperan juntos a Hina -versión niña, sin embargo, eso nunca ocurre, de hecho, luego de ser rechazado, Nitta ya no vuelve a tener ningún acercamiento fuera de un momento puntual que ocurre tres años después y ambos, Nitta y Hina, dejarán de tener interacciones con ella por un montón de volúmenes, luego del salto de tiempo la vemos casi cuando estamos en el volumen doce.
Después de la historia de Anzu, todos amaran a Hitomi las dos waifus del manga.
Lo más triste de todo el caso, es que personajes como Anzu, que inician con una historia muy enternecedora se vuelve un personaje pedante de tanto que se repite y Hitomi -quien tiene la segunda mejor historia del manga, puede seguir su mismo destino, yo he leído todo el manga, pero incluso yo sé que no llegaré al final a leerlo a diferencia de Ataque a los Titanes, que sigo religiosamente el día 6 de cada mes, la diferencia entre sin un foco real y una arco narrativo.

Serán solamente doce episodio que no revisaré, no veo muchos animes interesantes este cuarto del año -lo siento Megalo Box no es tan interesante, pero puedo decir que ninguno de ellos me ha llamado la atención, Stein Gate: Zero, vamos pues, esa historia debería quedar en el pasado

Comentarios y Consultas

Los mensajes son moderados serán revisados antes de publicarse.

Este no es un foro de adolescentes, no uses letras en vez de palabras completas como "q" en vez de "que", ni escribas tus mensajes en mayúsculas, se respetuoso con los demás, si no estás de acuerdo no comentes.

Una cosa es que no te guste una crítica, otra que uses un lenguaje inapropiado para demostrarlo. No me siento en la obligación de publicar ningún mensaje en específico o de leerlo entero si usas palabras altisonantes.

Acerca de CGnauta

Samurai Jack (2017), episodio 10 "Final"

Samurai Jack (2017)Jack se enfrenta por fin con Aku, todos tratan de ayudar al samurai y la sorpresa vendrá del pasado.

[Leer artículo...]

Noragami entra en paro indefinido

Noragami es suspendida temporalmenteUna de las autoras no puede continuar con su trabajo al frente del manga y se ha decidido meter la historia en hiatus, lo que puede significar...

[Leer artículo...]

Tales of Zestiria y su final Yuri

El final de Tales the Zestiria The XLas aventuras de Sorey llega a su fin con un final de lo más raro que he visto hasta ahora.

[Leer artículo...]

Warau Salesman New (2017) El vendedor sonriente

Warau Salesman New (2017) EstrenosSatoru descubre al culpable de la trama, es el momento de enfrentarse y tendrá que dar todo de sí para cambiar su suerte.

[Leer artículo...]

  © Cgnauta | CGsign blog | [Ver Licencia de uso] | Matius Lenin, Creative Commons, algunos derechos reservados

Regresar ARRIBA  

Vistas desde Mayo 2009

▼/▲ Archivo del Blog

Visitas totales

Información

IBSN: Internet Blog Serial Number 01-77-94-2008

Esta plantilla es creada y diseñada por Matius Lenin para CGnauta blog. Con Scripts de JQuery bajo licencia GNU/GPL. CGnauta es una marca registrada propiedad de Matius Lenin.