viernes, 24 de junio de 2016

Big Order (2016): Reseña y crítica del anime

Sakae Esuno estrenó este año la segunda adaptación de un manga suyo luego de su éxito con Mirai Nikki, pese a que este segundo trabajo es un tanto reiterativo con mucho reciclaje por su parte en personajes y situaciones, no tan gore como la primera, aunque con algunos cambios respecto al manga fuente que no resultaron en nada interesante fuera de momentos que luego no tienen repercusión alguna.

La serie parece interesante al principio pero tiene el error de caer en las muletillas de manga harén en vez de centrarse en una sola relación y luego abordar el misterio del mundo de Big Order que fue mucho más efectivo en la enfermizamente romántica Mirai Nikki.

Actualmente la serie está por acabar su primera temporada que si es la única no la extrañaré de igual forma que pasa con Macross Delta por las mismas razones; cosa mágicas llevan su mágica trama y nunca sabe que rayos pasa por esa razón, eso no significan que sean mala, solo que es el tipo de serie que los más exigentes ya habrán visto infinidad de veces.

Trama
10 años antes en la vida de Eiji Hoshimiya, el mundo fue prácticamente destruido por un gran desastre y desde entonces la gente ha vivido con el odio contra aquel que fue responsable de la muerte de millones de personas.
Eiji ha vivido desde entonces tiene una vida como un estudiante común y corriente con una hermana enferma y cuyos padres igualmente han muerto en la gran destrucción.
Su hermana Sena no tiene un pronóstico favorable y Eiji quiere mantener a su hermana en lo que le queda de vida en paz y juntos manteniendo una fachada normal.
A él se le aparece una entidad de nombre Daisy, que es la responsable de dar el poder conocido Order, responsable de la destrucción de gran parte del mundo. Ella le incita a volver a usar su deseo, mismo que Eiji reniega por ser considerado como un estigma social.
Una nueva compañera de clases aparece en su vida, Rin Kurenai y Eiji se siente atraído por ella, al punto de pensar que su suerte empieza a cambiar.
Pero nada más lejos de la realidad cuando ella intenta matarle y secuestra a su hermana, descubrimos que él es quien ha pedido el deseo que ha provocado la destrucción del mundo y Rin es una loca sedienta de venganza por la muerte de sus padres debido a ese deseo e igualmente una Order.
Ahora deberá salvar a su hermana de esa maniática homicida quien se la lleva con el soporte del gobierno, pese a que el Japón de Eiji.
Todos los Order tiene la oportunidad de pedir un deseo y ese deseo se torna en poderes como la inmortalidad.
Eiji en el pasado pidió un deseo inocente inspirado en un personaje de la televisión, un villano incomprendido que deseó algo simple; la dominación mundial, tiene el poder de controlar a cualquiera que esté en su radio del alcance y decide convertir a Rin es su esclava.
Rin no está sola, es un agente de una organización más basta conocida como Organización gubernamental de Dazaifu que se pone a su servicio para intentar ayudarle a conquistar el mundo ofreciéndole a cambio de convertirse en su líder, buscar una cura para su hermana.
Calificación: 7.3/10
Crítica
Los episodios iniciales son sin duda los más interesantes del anime, pero una vez que avanzas te metes en el género del harén, del romance barato y ya no sales del hoyo cuando tratan de hacer una historia que es demasiado convencional con personajes reciclados de otros mangas del mismo autor.

Hay dos defectos en la historia, el primero que Rin se enamora de Eiji, lo que le quita mucho interés a la relación de los protahonistas y que las motivaciones de los personajes estén atadas a la estructura de Mirai Nikki, lo que te da una idea del final.

De fondo el mismo concepto de todas estas series, personas con poderes especiales que se categorizan por un nombre, con un misterioso telón de fondo que les dio origen que implica conceptos intelectuales y metafísico que tienen un alcance global y sus protagonistas de cierta manera son enemigos del gobierno y la gente.

No digo que no la vean, que seguro tendrá su público, pero es lo mismo que Kiznaiver y si tengo que elegir entre ambos, me voy por la calidad de Studio Trigger, que al menos tiene sus luces de genialidad o directamente ir a Mirai Nikki, que adiferencia de Big Order, logra sorprender y es algo que esta serie no ha podido repetir.

Comentarios y Consultas

Los mensajes son moderados serán revisados antes de publicarse.

Este no es un foro de adolescentes, no uses letras en vez de palabras completas como "q" en vez de "que", ni escribas tus mensajes en mayúsculas, se respetuoso con los demás, si no estás de acuerdo no comentes.

Una cosa es que no te guste una crítica, otra que uses un lenguaje inapropiado para demostrarlo. No me siento en la obligación de publicar ningún mensaje en específico o de leerlo entero si usas palabras altisonantes.

Samurai Jack (2017), episodio 10 "Final"

Samurai Jack (2017)Jack se enfrenta por fin con Aku, todos tratan de ayudar al samurai y la sorpresa vendrá del pasado.

[Leer artículo...]

Noragami entra en paro indefinido

Noragami es suspendida temporalmenteUna de las autoras no puede continuar con su trabajo al frente del manga y se ha decidido meter la historia en hiatus, lo que puede significar...

[Leer artículo...]

Tales of Zestiria y su final Yuri

El final de Tales the Zestiria The XLas aventuras de Sorey llega a su fin con un final de lo más raro que he visto hasta ahora.

[Leer artículo...]

Warau Salesman New (2017) El vendedor sonriente

Warau Salesman New (2017) EstrenosSatoru descubre al culpable de la trama, es el momento de enfrentarse y tendrá que dar todo de sí para cambiar su suerte.

[Leer artículo...]

  © Cgnauta | CGsign blog | [Ver Licencia de uso] | Matius Lenin, Creative Commons, algunos derechos reservados

Regresar ARRIBA  

Vistas desde Mayo 2009

▼/▲ Archivo del Blog

Visitas totales

Información

IBSN: Internet Blog Serial Number 01-77-94-2008

Esta plantilla es creada y diseñada por Matius Lenin para CGnauta blog. Con Scripts de JQuery bajo licencia GNU/GPL. CGnauta es una marca registrada propiedad de Matius Lenin.

Anexos

Bitacoras.com